DOCENTE Y FUNDADORA

Olga

Fernández-Villarjubín

Hace ya más de diez años emprendí mi camino como masajista y terapeuta holística. Tras muchos vaivenes de la vida y experiencias personales, descubrí la íntima relación entre las emociones y el cuerpo físico. Desde pequeña he tenido mucha sensibilidad y gran capacidad para sentir y somatizar las emociones en mi cuerpo. Esto no ha sido fácil ya que al principio no comprendía qué me ocurría; por qué me dolía el cuerpo, por qué tenía insomnio y otros síntomas siendo tan joven. Con el paso del tiempo he comprendido que mi cuerpo estaba manifestando el estrés, la rabia, la frustración y muchas otras emociones que, como niña, no sabía expresar y liberar.

Esto me llevó a tratarme con diferentes terapias, tanto alopáticas como naturales y, de esta manera, a conocer una nueva forma de ver la vida. Aprendí a relajarme, a meditar, a “observarme” desde fuera, teniendo así una mejor visión de las situaciones y pudiendo de esta manera afrontarlas con más calma.

Comencé a trabajar como quiromasajista, pero pronto me di cuenta de que la mayoría de la gente acudía con mucho estrés, y muchas otras emociones que les creaban tensión y contracturas musculares, entre otras cosas. Así empecé a añadir Reiki a mis masajes y comprobé que la relajación era mayor y el masaje más beneficioso.

Tras mi formación como Terapeuta Neuroenergética comencé a profundizar más en la liberación y sanación de emociones y energía estancadas en el cuerpo. Los resultados han sido cada vez más positivos durante estos años, en los que he podido observar cómo muchas personas se han ido equilibrando física y emocionalmente.

Llevo más de diez años dedicada a mi centro de masaje holístico y terapias energéticas, pero hace un tiempo sentí una llamada interior a compartir este conocimiento y extenderlo para que más personas se beneficien de él. Así surgió la Escuela Internacional de Sanación Holística Tera Mai.