http://www.teramai.es/wp-content/themes/tema-1

MEDITACIÓN MARZO 2018

Busca un momento en el que no te molesten y un espacio relajante y acogedor. Si lo deseas pon una música que te relaje. Lleva ropa cómoda, a poder ser de color amarillo o similar. Siéntate en el suelo sobre un cojín o en una silla, con la espalda recta y relajada. Puedes llevar contigo un ojo de tigre o cuarzo citrino, piedras que te ayudarán a equilibrar este chakra. Realiza 20 respiraciones profundas, inspirando y espirando por la nariz, reteniendo tres segundos el aire antes de soltarlo. A medida que respiras siente cómo tus músculos se relajan, cómo tus tensiones desaparecen y cómo tu mente cada vez está más calmada, con menos pensamientos.

Visualiza en el centro de tu abdomen una esfera de color amarillo. Es tu sol interior, tu fuego interior. Siente su calor y cómo poco a poco se hace más grande hasta llenar todo tu abdomen por completo. Siente su fuerza, su poder, tu poder interior. Observa cómo cada vez que respiras te vas sintiendo más fuerte, más seguro de ti mismo, más capaz; cómo te sientes con fuerza de voluntad suficiente para realizar todo aquello que desees. Respira esta fuerza, este fuego interior.

A continuación visualiza cómo de tu plexo solar, a la altura de la boca del estómago se proyectan dos conos de luz de color amarillo brillante que se unen en el centro de tu columna y se abren, hacia atrás y hacia delante. Siente cómo con cada respiración estos conos de luz cada vez son más grandes y brillantes, y cómo su luz amarilla se extiende poco a poco por todo tu cuerpo. Respira esta luz, siente su fuerza, siente su calor.

Observa si existe alguna emoción de rabia, frustración, resentimiento, culpa o cualquier otra. Permítete sentirlas, sin juzgarlas; permite sólo que se expresen, y siente cómo lentamente, con la respiración y tu poder interior, se van disipando. Una vez que se hayan liberado observa cómo el espacio que han dejado se va llenando con una sensación de bienestar, fuerza y plenitud.

Lentamente vuelve a tomar conciencia de tu cuerpo tumbado o sentado, mueve suavemente manos y pies y, cuando lo desees, abre lentamente los ojos.

Agradece a tu fuego interior y a tu chakra del Plexo Solar esta meditación. Toma conciencia que tienes la fuerza y la voluntad de realizar aquello que desees y confía en tu capacidad para ello.

Puedes realizar este sencillo ejercicio para abrir aún más tu chakra del plexo solar. Escribe un listado de cosas que aún no has hecho porque no te has atrevido o no has tenido voluntad para hacer. Te sugiero que empieces con pocas cosas; a medida que las vayas haciendo puedes ir añadiendo más. Repite cada frase en voz alta y a continuación di “Puedo hacerlo, voy a hacerlo”, y siente tu PODER y FUERZA interior al pronunciar estas palabras. Realiza este ejercicio durante 21 días y haz aquello que te has propuesto. Sólo tienes que respirar hondo y… hacerlo.